Presentación del estudio DISCAIN

Un estudio de la Federación Española de Padres con Niños con Cáncer y el Real Patronato sobre Discapacidad ha analizado 1.288 casos y aporta datos a nivel nacional

Ayer, 19 de abril, se presentaron en Madrid los resultados obtenidos en el estudio DISCAIN.


El tiempo que los niños y adolescentes con cáncer tienen que esperar en el estado para la obtención de su certificado de discapacidad varía entre uno y más de cinco meses dependiendo de la comunidad autónoma en la que residan, según el ‘Estudio de Discapacidad de Niños y Adolescentes con Cáncer en España’, realizado por la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer en colaboración con el Real Patronato sobre Discapacidad.


El trabajo ha analizado 1.288 casos nuevos, recogidos entre 2014 y primeros de 2017, de niños y adolescentes con cáncer -con edades comprendidas entre 0 y 18 años- de 15 comunidades autónomas. Según los datos aportados, la proporción de niños (55%) es ligeramente superior a la de niñas (45%), y el grupo de edad con mayor número de casos registrados es el que se encuentra entre 0 y 5 años.


Este estudio forma parte del proyecto DISCAIN, que comenzó en 2013 con el fin de recoger datos sobre la magnitud y las características de los problemas relacionados con las secuelas y la concesión de discapacidad. En él han participado 14 asociaciones y pretende ofrecer información fiable sobre discapacidad e identificar debilidades en la atención de los niños y adolescentes con cáncer a nivel nacional.


El reconocimiento de la discapacidad está regulado por normas de ámbito estatal pero su concesión depende de las comunidades autónomas y en una misma comunidad autónoma, en ocasiones, de los Centros de valoración, entre los que varían fundamentalmente los tiempos de solicitud con respecto a la fecha de diagnóstico y de resolución.


Esta es la principal razón por la cual la Federación Española de Padres con Niños con Cáncer afirma “que los derechos de los niños y adolescentes con cáncer y sus familias varían dependiendo de su lugar de residencia”.


Asimismo, desde Federación NIÑOS CONCÁNCER se insiste en la necesidad de reconocer la discapacidad para los niños y adolescentes en el momento de ser diagnosticados con cáncer porque, según afirman, “conlleva limitaciones que afectan de manera muy significativa al desempeño de las actividades de la vida diaria de los chicos y de sus familiares”.


Acceso al estudio completo en  formato PDF este enlace